SOBRE “CAMINO DE TRINCHERAS”, DE KARI HOTAKAINEN

noviembre 7, 2007

Tenemos mucho que agradecer a las pequeñas editoriales. Gracias a ellas disfrutamos de libros que, si no fuera por su labor, difícilmente llegarían a las librerías. Camino de trincheras del finlandés Kari Hotakainen, novela galardonada con el Premio Finlandia 2002 y el Premio Consejo Nórdico 2004, y publicada por el sello donostiarra Meettok, constituye un perfecto ejemplo de todos esos estupendos libros que las editoriales grandes prefieren pasar por alto.

Por lo anterior no debe pensarse que Camino de trincheras es una obra minoritaria, apta sólo para paladares exquisitos. En absoluto. Se trata de una novela que se lee con ganas, ágil, crítica y en numerosas ocasiones inquietante.

La solapa del libro nos informa de que es una novela sobre el sueño finlandés: adquirir una casa. Esto es cierto. Aunque sólo a medias.

 

Matti, el protagonista de la historia, está casado con Helena. Tienen una hija de corta edad. Matti trabaja a media jornada en un almacén y durante el resto del día ejerce como amo de casa. Aunque desempeña esta función con notable eficacia, salta a la vista que no se encuentra satisfecho con su situación. El detonante de la novela es una discusión durante la que Matti da un puñetazo a su mujer. El primero que le da en su vida. Se disculpa diciendo que ha sido tan fuerte «porque no tenía experiencia». Como resultado, Helena y la niña se van del piso donde vivían y da inicio la odisea de Matti por recuperarlas.

El plan que adopta resulta sencillo en cuanto a su planteamiento. Helena siempre ha deseado vivir en una casa familiar y no en un piso. Él le conseguirá la casa de sus sueños, y entonces la familia se reunirá y se abrazará como si nada hubiera pasado, para así poder disfrutar juntos de su nuevo hogar.

La particularidad del plan de Matti radica en el modo como lo afronta: como si se tratara de una guerra. Los precios de las viviendas familiares en Helsinki son desmesurados, la oferta escasa y los agentes inmobiliarios mienten y engañan por costumbre. Pero todo esto no basta para explicar la actitud de Matti, quien vestido como un comando espía las propiedades que le interesan, acosa a sus propietarios para que las abandonen y pongan en venta, y chantajea y amenaza a un agente inmobiliario para que rebaje sus precios. Matti quiere una casa, pero aún más quiere algo que podemos llamar masculinidad y que él cree perdida para los varones de su generación, y en particular para los miembros del «frente doméstico».

Su obsesión queda evidenciada por el tipo de casa que desea, una de las austeras y recias viviendas de madera que el gobierno finlandés concedió a los veteranos de la 2ª Guerra Mundial. Cuando da con una de ellas sus esfuerzos se redoblan; a la vez que, al compararse con el anciano ocupante de la casa, salen a la luz sus frustraciones:

Él tenía calefacción de leña, yo calefacción central.

Él tenía esposa, yo mujer.

Él había ido a la escuela de la vida, yo a la universidad.

Él tenía un bastón, yo una zanahoria.

Él un polvo, yo juegos preliminares.

Sobra decir que la obsesión de Matti no conduce a nada bueno.

Resultan impagables las políticas de trabajo y estratagemas de los agentes inmobiliarios de Helsinki; la pareja de militantes anti-tabaco que se suma a los enemigos de Matti; y, en especial, las medidas que éste adopta para combatirlos a todos, y con las que no pocos lectores, íntimamente, se sentirán de acuerdo. Camino de trincheras es un libro que deberían leer todos aquellos que la última vez que se sintieron hombres de verdad fue cuando montaron los muebles de Ikea.

Kari Hotakainen. Camino de trincheras. Meettok. San Sebastián. 2007

3 comentarios to “SOBRE “CAMINO DE TRINCHERAS”, DE KARI HOTAKAINEN”

  1. Bueno Jon, la conversación que mantuvimos con Hotakainen, por si te pudiera interesar…

    http://taperware.mundua.com/2007/11/05/%e2%80%9ces-totalmente-compatible-amar-a-tu-pais-y-criticarlo%e2%80%9d/

    Vaya bien, agur.

  2. Amaia said

    Mmmm, me han entrado ganas de leerlo, gracias por dármelo a conocer, Jon.

  3. thirthe said

    hola, gracias por tu visita, veo que tienes un blog interesante, en el que se habla de cosas serias, no como en el mío..ehem…ehem…por si te interesa, entre mis enlaces, hay alguno de tu estilo, como http://elsindromechejov.blogspot.com/

    yo, te traigo una barra de regaliz;-))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: