Sobre “The Basque Hotel”, de Robert Laxalt

febrero 16, 2008

Es difícil escribir adoptando el punto de vista de un niño, en especial si el niño se trata de un álter ego del autor. Los riesgos son numerosos: caer en la idealización de la infancia, o en el sentimentalismo, o dotar al niño de una voz que no se corresponde con su edad. Las cosas aún se complican si además el texto evoca un tipo de vida en curso de desaparición o que ya ha desaparecido, pues de la nostalgia al -de nuevo- sentimentalismo, hay un paso muy corto. Robert Laxalt (1923-2001) supo eludir estos peligros en su novela The Basque Hotel.

laxalt.jpg

Robert Laxalt, autor estadounidense de ascendencia vasca, nació en Alturas (California) pero residió la mayor parte de su vida en el estado de Nevada. Mantuvo una estrecha vinculación con la universidad de este estado, contribuyendo, entre otras labores, a la creación del Programa de Estudios Vascos. Su producción literaria asciende a diecisiete libros y obtuvo dos nominaciones al Premio Pulitzer de narrativa, una de ellas por la novela objeto de esta reseña.

The Basque Hotel (publicada en castellano con el subtítulo de Nacido en América) es la primera parte de la trilogía que Laxalt dedicó a los Indart, una familia de emigrantes vascos afincada en Carson City (Nevada). Este libro, que cronológicamente es el segundo del grupo, narra el paso de la infancia a la pubertad de Pete, uno de los hijos Indart. Se trata por tanto de una novela de aprendizaje.

Los Indart regentan un hotel vasco, un tipo de establecimiento que comenzó aparecer en el continente Americano a mediados del siglo XIX y que en Estados Unidos fue especialmente abundante en los estados de California y Nevada. Se trataba de lugares que ofrecían alojamiento, comida y un lugar de encuentro a los inmigrantes vascos. Allí hallaban los platos de su tierra y, en bastantes casos, los contactos necesarios para iniciar su andadura en el país. Aproximadamente la primera mitad de la novela tiene como escenario principal el hotel. A través de los ojos de Pete/Robert Laxalt -pues el texto es semiautobiográfico- conocemos a los inquilinos habituales del establecimiento, principalmente vaqueros y pastores de ovejas, así como a los pintorescos personajes que pueblan Carson City, todo ello con el telón de fondo de la Gran Depresión. Pero la Ley Seca dificulta la buena marcha del negocio y eso, unido a una tragedia familiar de la que Pete es protagonista, hace que los Indart se replanteen su modo de sustento. Venden el hotel y el padre de Pete retoma el que había sido su anterior oficio: pastor de ovejas. Esta segunda parte alberga los capítulos más evocadores y vigorosos del libro. Pese a lo duro del nuevo trabajo, el padre parece rejuvenecer. La vida en las montañas lo dota de nuevas energías y lo impulsa a inculcar en sus hijos el gusto por los espacios abiertos, así como a hacerles conocer el trabajo que llevó a la familia a los Estados Unidos.

La novela se encuentra dividida en secciones correspondientes a las estaciones del año, y subdividida a su vez en capítulos de corta extensión. No hay más trama que el proceso de maduración de Pete, mostrado a menudo mediante escenas breves e independientes, como los juegos del niño o el retrato de los vecinos de la localidad. En todo momento Laxalt hace gala de gran contención y emotividad, siempre insinuando antes que mostrando, y mostrando antes que diciendo; sirvan como ejemplo el capítulo en el que el niño se adentra en las montañas durante una nevada para cortar un árbol de Navidad y los pasajes en los que el padre de Pete se enfrenta a los agentes de la Ley Seca.

Hace unos años, Ttarttalo, la editorial donostiarra responsable de la edición de The Basque Hotel, ya publicó una de las obras más célebres de Robert Laxalt: Dulce tierra prometida, centrada también en los ovejeros vascos en Estados Unidos. Ojalá ahora  Ttarttalo se anime a completar la trilogía de los Indart, así como a publicar el resto de la obra de Laxalt, incluidas sus novelas de temática puramente americana. Es, sin duda, un autor que merece mayor divulgación de la que hasta el momento ha disfrutado entre nosotros.

Robert Laxalt. The Basque Hotel (Nacido en América). Ttarttalo. San Sebastián. 2007

2 comentarios to “Sobre “The Basque Hotel”, de Robert Laxalt”

  1. Muy interesante. Nunca había oído hablar de este autor.

  2. Me interesa por ser dela familia. Me contó mi padre que vienieron cuatro hermanos dos quedaron en Uruguay otro en Argentina y el padre del escritor el último. Pero no se mucho de la falilia y me gustaría tener el libro de: “Dulce tierra prometida” que es la que habla de ellos. Por lo que he leido en internét me apasiona. Grcias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: