Sobre “Desde ahora te acompañaré a casa”, de Kjell Askildsen

junio 26, 2008

El anterior libro de relatos de Kjell Askildsen (1929, Mandal, Noruega) publicado en nuestro país, Los perros de Tesalónica (Lengua de Trapo, 2006) me dejó con cierta sensación de frustración, como si te ofrecieran un bocado de un plato exquisito pero fuera tan escaso que no te permitiera percibir la totalidad de su sabor. Y luego te negaran un segundo bocado. (No sé si esta es la metáfora más adecuada.) Como consecuencia, empiezas a dudar de la calidad de lo que te han dado y te planteas por qué no te han dado más.

Los perros de Tesalónica es un libro breve, compuesto por relatos breves y muy similares. Askildsen nos ofrece una serie de estampas de matrimonios aburridos y sin futuro, donde los cónyuges han dejado atrás su deseo de llegar a conocer a la persona con la que comparten techo. No sucede nada relevante; relevante en el sentido de llamativo para quien observe desde fuera los mezquinos infiernos domésticos de esas parejas. Intercambian palabras lacónicas, fuman, pasean y poco más. El estilo con que esto se nos cuenta es seco, de frases breves y simples, tan monótono como lo narrado. Se podría caer en el error de llamar a este estilo “carveriano”, pero Carver comparado con Askildsen parece Flaubert.

Al tratar de recordar el libro unos meses después de su lectura, todo lo que acude a la memoria es una masa grisácea entre la que no puede diferenciarse un relato de otro. Y entonces se piensa que aquel plato exquisito a lo mejor sólo era un hueso puesto a hervir.

Aparece ahora Desde ahora te acompañaré a casa, que recoge algunos de los primeros relatos del autor, lo que es una oportunidad para contrastar las opiniones generadas por Los perros de Tesalónica y comprobar el modo como ha evolucionado el autor.

Entre un libro y otro existen diferencias; no grandes, pero existen.

Desde ahora te acompañaré a casa es también un libro breve compuesto por relatos breves, cuyos temas principales son la incomunicación y la dificultad de conocernos a nosotros mismos y a las personas con quienes vivimos. El estilo continua siendo sobrio y el tono, por lo general, pesimista. Hasta aquí, todo igual. Sin embargo Desde ahora… es un libro más agradable de leer que Los perros… Esto se debe en primer lugar a su mayor variedad. Aquí no nos encontramos únicamente con parejas adultas. Hay relatos dedicados a la infancia, con atención a las relaciones entre amigos y entre padres e hijos. Estas últimas se vuelven a tratar en otros casos cuando los niños ya se han convertido en adultos y los padres en ancianos. También hay más variedad en cuanto a la localización de las historias, no todas ceñidas a decorados suburbanos noruegos, sino que algunas se ambientan en entornos rurales o en el extranjero (Grecia). Pero la mayor diferencia es una serie de acontecimientos diseminados por los relatos y que permiten individualizar estos. No son hechos espectaculares (o descritos con espectacularidad) y en ocasiones ni siquiera resultan centrales en las historias. Son hechos como el incendio de un islote desierto en “Crías de gaviota”; otro incendio, en este caso de una casa, en “Canícula”; o la visita de un padre a su hijo, después de largos años de separación, en “La noche de Mardon”.

Dentro del panorama de sentimientos átonos y estilo apagado de Askildsen, estos pequeños acontecimientos sirven para fijar las historias a la memoria (el relato de la isla, el del incendio…) e individualizarlas. Es posible entonces rememorarlas y tomarse el tiempo necesario para extraer la carne oculta entre los huesos de sus líneas, antes de que la memoria empiece a confundir unos relatos con otros. Se trata de una estrategia lícita, puesto que el autor en ningún momento engaña al lector haciéndole creer que sus historias van a tratar sobre algo diferente de lo que en realidad tratan, y tampoco cae en efectismos. Es una lástima que en sus obras posteriores la haya desestimado.

Kjell Askildsen. Desde ahora te acompañaré a casa. Lengua de Trapo. Madrid. 2008

2 comentarios to “Sobre “Desde ahora te acompañaré a casa”, de Kjell Askildsen”

  1. Del autor he leído “Todo como antes”, en el que se reúnen los tres libros que se han publicado hasta la fecha en España, exceptuando el que comentas. No es un autor que me haya cautivado, demasiado críptico, en mi opinión, con esos personajes estáticos y reflexivos hasta el agotamiento que a menudo optan por decisiones casi incomprensibles. Dudo si leer “Desde ahora te acompañaré a casa”. A veces me preguntó la razón que ciertas editoriales tiene para lanzar las traducciones de ciertos autores extranjeros como si fueran el no va más y no fijarse en otros de por aquí bastante más interesantes.Para gustos los colores.
    Saludos afectuosos, Jon.

  2. jonbilbao said

    Totalmente de acuerdo, Pepe.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: