Página en blanco

septiembre 23, 2009

Hoy he empezado a publicar una columna semanal en el periódico Deia, columna que (cuando me guste de verdad) colgaré también en el blog. Aquí tenéis la primera, titulada:

PÁGINA EN BLANCO

Tengo opiniones encontradas sobre Californication. Para los que no sepan de qué hablo, me refiero a la serie de televisión protagonizada por el actor David Duchovny (el otrora agente Mulder de Expediente X) que actualmente puede verse en varios canales en castellano. Duchovny interpreta a Hank Moody, un escritor residente en Los Ángeles que pasa por horas bajas. Su día a día consiste en acostarse con todas las mujeres con quien tiene oportunidad (que son muchas), jugar al Guitar Hero con su hija preadolescente y tratar de recuperar la confianza de su ex mujer. Por un lado, me parece una serie con personajes atractivos y una incorrección política muy de agradecer. Por otro, me molesta porque fomenta bastantes estereotipos sobre los escritores. Unos estereotipos que nada tienen (o tendrían) que ver con la realidad, pero a los que, al parecer, debe atenerse quien quiera ser un escritor cool.

El protagonista de Californication luce un malditismo impostado; escribe sólo bajo los efectos de la inspiración (nada de trabajar si no le apetece); cuando escribe, redacta un único manuscrito que luego pasea por todas partes como un periódico viejo hasta que acaba perdiéndolo; y la mayor parte del tiempo está bloqueado.

Esto último es lo que más me molesta. ¿Recuerdan alguna película sobre un corredor de bolsa, un cajero de peaje de autopista o un asesino a sueldo bloqueado? Por lo visto, los creadores de Californication, y de otras ficciones sobre escritores, piensan que la escritura es tan aburrida que antes de mostrar a alguien escribiendo, o el fruto de su trabajo, o las consecuencias del mismo, es mejor mostrarlo tumbado en un sofá sin hacer nada.

Espero que cuando lean esta columna semanal con la que hoy debuto, no piensen que ojalá yo también estuviera bloqueado. Intentaré no caer en este estereotipo ni en ningún otro de los mencionados. Aunque no prometo nada.

6 comentarios to “Página en blanco”

  1. amaia said

    En el Deia,vaya,tampoco yo sabía que los escritores cool tuvieran que acostarse con todas las mujeres,etc…en fin,enhorabuena por tu columna,apolítica e imparcial,imagino.

    Saludos!

  2. Al principio, me reía mucho con el personaje y esas situaciones tan delirantes en las que se ve envuelto. Después me cansó. Me parece (con perdón) un gilipollas.

    Es más común de lo que parece esa idea de los escritores. De hecho podría darte nombres de escritores y poetas que emulan a Hank. Bueno, no a él como personaje, sino ese malditismo de mala vida, rachas de inspiración y cero esfuerzo. Estamos en la era de lo fácil.

  3. WU said

    Joder… y yo que estaba hasta hace un minuto tirado en el sofá…

    Te leeremos, amigo.

  4. Concuerdo con la columna. Soy fanático de Californitcation y, sí, también, es un poco molesto que se muestre la figura del escritor como algo taaaan cool. Es algo molesto, pero a la vez atrayente.

    Hace poco también hice algo sobre el tema:

    http://oscarzeta.blogspot.com/2009/09/moody-vs.html

    Saludos,

    ADO

  5. jonbilbao said

    Me ha gustado mucho tu blog, Antonio. Lo visitaré con frecuencia. Un saludo.

  6. jag said

    Felicidades, Jon. Te sigo y me alegro.
    Un saludete de
    JAG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: