Idealismos

octubre 15, 2009

Columna publicada en Deia el 14 de octubre de 2009.

IDEALISMOS

El pasado día 8 se anunció que el Premio Nobel de Literatura de 2009 ha recaído en Herta Müller, autora a la que no he leído pero cuya calidad no pongo en duda. En los numerosos artículos aparecidos al respecto desde entonces se menciona la sobrecogedora forma en que su obra muestra la Rumanía de Ceausescu y las condiciones de vida de los rumanos de origen alemán tras la caída del régimen nazi. Y en bastantes de tales artículos se da a entender, si no se dice explícitamente, que el mérito de Müller reside en buena parte en la elección de tales temas.

Es cierto que un galardón de este nivel exige una justificación que vaya más allá de la tautología: Fulano recibe el Nobel de Literatura por ser un gran escritor, Mengano recibe el Nobel Química por ser un gran químico… En el caso de la literatura, esa justificación resulta resbaladiza, como demuestran los comunicados hechos al respecto por la Academia Sueca, a menudo de carácter muy general e intercambiables entre autores. Cuando los comentaristas tratan de profundizar más pueden caer en el error, en especial si el autor es poco conocido, de atribuir su calidad a determinada militancia social o política plasmada en su obra.

En palabras de Alfred Nobel, el Nobel de Literatura debe concederse a obras «del ámbito idealista». El término «idealismo» puede interpretarse en este contexto de muy diversas formas: progreso en las capacidades expresivas del lenguaje, reflexión crítica sobre la propia literatura, defensa de causas sociales… Dependiendo de las modas la interpretación ha ido hacia un lado u otro. ¿Pero acaso una obra literaria no es idealista en sí misma, al margen de su temática? ¿No es idealista pretender no sólo plasmar sino llegar a comprender en alguna medida, por pequeña que sea, el comportamiento humano? En eso reside el auténtico valor de la literatura.

Y dicho esto, disfrutemos de los libros de Herta Müller.

Una respuesta to “Idealismos”

  1. WU said

    Hola, Jon:

    Desconozco los méritos requeridos para “alzarse” con el premio Nobel de literatura y nada sé de quienes otorgan dicho galardón, pero sí he leído a Herta Müller y puedo decir que lo leído me pareció excelente. Tiene un tono triste y plomizo con el que construye narraciones en las que ese muro que dividió Europa está muy presente. Me pareció una prosa de calidad, ácida, sugerente y con un punto de amargura.
    Si te interesa, puedo dejarte los dos libros que tengo.
    Uno es el libro de relatos “En tierras bajas” y el otro la novela corta “El hombre es un gran faisán en el mundo”. Están editados por Siruela en 1990 y 1992, respectivamente.

    Un abrazo.

    Willy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: