Dependiente electrónico

enero 28, 2010

Columna publicada en el periódico Deia el 27 de enero de 2010.

DEPENDIENTE ELECTRÓNICO

Durante las pasadas navidades, con la disculpa de comprar regalos, pasé una cantidad de tiempo enfermizamente alta en las librerías. Gracias a eso, presencié en varias ocasiones una escena que, con escasos cambios, se desarrolló conforme al siguiente guión:

Un cliente entra en la tienda y pide un libro. Si el cliente es joven, el dependiente le ofrece un título de la saga Crepúsculo. Si el cliente es mayor o ya ha leído todo lo que se puede leer sobre vampiros adolescentes, el dependiente le ofrece la trilogía Millenium. Si el cliente ya es experto en las andanzas de Lisbeth Salander, el dependiente le ofrece La mano de Fátima, de Ildenfonso Falcones. Si el último éxito del autor de La catedral del mar ya está leído, el dependiente ofrece La soledad de los números primos. Si el cliente ya sabe cómo concluye la dramática historia de Mattia y Alice, el dependiente le ofrece La elegancia del erizo, y puede que añada que ése ya es un libro para los muy lectores. Si resulta que el cliente también lo ha leído, el dependiente mira a su alrededor rascándose la cabeza, con expresión de apuro.

Llegado a este punto debo aclarar que esta escena se producía en librerías pertenecientes a cadenas. Supongo que los libreros tradicionales, por la cuenta que les trae, conocerán más títulos que proponer a la clientela.

Todo lo anterior no tiene como objetivo soltar una diatriba contra la cultura de masas, ni contra los best-sellers en particular, sino hacer una advertencia a cierto tipo de dependiente. Más les vale ponerse las pilas porque si no, en estos tiempos de crisis y despidos a la orden del día, dentro de poco en las librerías no sólo podrán encontrarse libros electrónicos; también habrá dependientes electrónicos: una pantalla táctil donde con dos o tres pulsaciones averigüemos cuál es el libro más apropiado para nosotros. Visto lo visto, será más fácil que sacar un bono para el metro. 

4 comentarios to “Dependiente electrónico”

  1. Juan Carlos Márquez said

    En España hay unos 20.000 lectores formados, dicen, ¿cuántos de ellos serán dependientes en librerías?

  2. Feliciti said

    Si sólo fuera en las librerías, porque en las tiendas de Telefonía móvil las dependientas deben de tener unos botones que como no los veas no te permiten comunicación ninguna: tu hablas tu lengua y ellas, sueco.

  3. Goio Borge said

    yo estas navidades escuché también un diálogo absurdo una gran cadena cultural francesa. El cliente quería comprar la novela por la que le habían dado el Nobel al último ganador, para un regalo. Una con un animal en el título, decía. La dependienta asintió y dijo que debía ser la del faisán o el urogallo o algo así. Y se pusieron los dos a buscarla. Y yo me decía que estaba bien que la muchacha buscara una venta sin contrariar al cliente, pero me imaginaba el día de Reyes al lector receptor del regalo (al que supongo lector informado si es que alguien opta a regalarle algo de Herta Müller) escuchar que la dependienta de la librería le había dicho que esa era la novela ganadora del Nobel…

    de todos modos, tienes razón en lo que dices pero hay dos puntos a señalar. Primero, que el personal que trabaja en algunos de estos centros está infrapagado, y, segundo, que ese comprador que describes es probable que no pregunte y ya esté más informado que el dependiente.

  4. paloma said

    Y tmabién el de Ángeles Caso (Premio Planea) y otro titulado Aurora Boreal que está por todas partes y que debe ser de una prima hermana del autor de Millenium.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: