Lo que sigue es la reseña de Perturbaciones aparecida hoy en El Periódico de Catalunya, firmada por Ricard Ruiz Garzón.

26 JUICIOS A LA REALIDAD

Por criterio, por calidad y, sobre todo, por llenar los huecos que la desidia y el prejuicio dejan vírgenes en el seguimiento de la actual narrativa española, hay antologías que deberían figurar en una antología. Perturbaciones es una de ellas. Para comprobarlo, deberían conocer la historia del lector cuyo ejemplar de La isla del tesoro se convirtió en una aburrida crónica sobre piratería, o la de la medievalista que se descubrió a sí misma en las miniaturas pintadas ocho siglos antes por un monje, o la del solterón que se descubrió en un mundo paralelo donde el pollo no existía.
Deberían también hincarle el diente a la de la mujer que predecía la vida en las «biológicas» del diario, la del viajero obligado a elegir entre dos destinos en función del andén por el que descendiera o, no se la pierdan, la historia de Dios Finalmente Juzgado por un metódico ciudadano. Para ello deberían, en fin, devorar los relatos de José Mª Merino, Elia Barceló, Félix J. Palma, Óscar Esquivias, Carlos Castán, Cristina Peri Rossi y los otros 20 cultivadores del género fantástico recogidos en esta compilación imprescindible para cualquier lector atento a las fronteras de esa ramplonería que muchos aún se empeñan en llamar realidad. Y deberían, les interese o no el género, porque esta obra rigurosa, que deja fuera el realismo mágico, la ciencia ficción, el terror, el surrealismo y la literatura maravillosa (Tolkien incluido), no solo demuestra que la transgresión de lo fantástico goza en España de envidiable salud, sino que además combina con tal acierto nombres nuevos y consagrados que habrá de servir de guía durante años.
Precedida de un ambicioso prólogo de Juan Jacinto Muñoz Rengel, antólogo de los cuentistas andaluces en Ficción Sur, estas Perturbaciones presentadas con la solvencia habitual de Salto de Página permitirán al lector reencontrar a maestros como los citados y Juan Pedro Aparicio, Cristina Fernández Cubas o Pilar Pedraza, pero además le ayudarán a descubrir diamantes tan pulidos como Ángel Olgoso, Jon Bilbao, Ignacio Ferrando o la poética Patricia Esteban Erlés.
Con antologías así, igual que con sus precursoras en Menoscuarto a cargo de David Roas, lo único poco realista sería creer que el fantástico español no es algo más que una realidad.

Anuncios

Perturbaciones

abril 28, 2009

Tengo el placer de anunciaros la aparición de Perturbaciones, Antología del relato fantástico español actual, publicada por Salto de Página, con edición y prólogo a cargo de Juan Jacinto Muñoz Rengel.

perturbaciones-media1

 

La lista de autores seleccionados (entre los que tengo el orgullo de encontrarme) es, como veréis, impecable (y no lo digo por mí):

Juan Pedro Aparicio, Elia Barceló, Jon Bilbao, Carlos Castán, Óscar Esquivias, Patricia Esteban Erlés, Cristina Fernández Cubas, Ignacio Ferrando, Laura Freixas, Luis García Jambrina, Fernando Iwasaki, Ignacio Martínez de Pisón, José María Merino, Manuel Moyano, Miguel Ángel Muñoz, Ángel Olgoso, Julia Otxoa, Félix Palma, Pilar Pedraza, Cristina Peri Rossi, David Roas, Norberto Luis Romero, Luis Manuel Ruiz, Óscar Sipán Pedro Ugarte y Miguel Ángel Zapata.

Los que tengáis la suerte de estar mañana, día 29, en Madrid podéis asistir a la presentación que tendrá lugar a las 11:30 en el Hotel Kafka (C/. Hortaleza, 104), con la presencia del antólogo y los autores Ignacio Ferrando y Miguel Ángel Zapata.

Y para los que no podáis acudir, aquí os dejo un fragmento del prólogo, para abráis boca:

«En el interior de este volumen hay de todo, anomalías y perturbaciones para todos los gustos. Prueben a abrirlo. Ábranlo y lean. Lean sobre la muerte, la vida después de ésta, la inmortalidad, el paraíso, el limbo, el infierno, los resucitados, y los espectros de hoy o de hace veinticinco siglos. Lean sobre Dios y el Diablo, el origen y el fin. Lean acerca de mundos paralelos, de bucles temporales que conectan nuestro presente con el Medievo, de la predeterminación encerrada en los espejos, o de las necrológicas inversas que publican algunos periódicos. Lean en torno al doble, a la identidad y a las conexiones invisibles. Lean todo sobre las interacciones entre realidad y ficción, metaficción y metaliteratura. O incluso sobre la absoluta desaparición de la ficción en los libros. Lean sobre los sueños y las pesadillas. Sobre las transformaciones imposibles de hombres y mujeres, de objetos y animales. Lean acerca de la presciencia, la telepatía, la telequinesia, y todas las perturbaciones de las capacidades cognitivas, las de la memoria, las de la personalidad, las de la percepción. Lean. Lean y disfruten del cosquilleo y el vértigo de asomarse a los bordes del abismo.»